Ruta de Gaudí

Para este día tenemos reservado un recorrido a través de las deliciosas obras del genial arquitecto Antoni Gaudí. Un fantástico paseo a través del modernismo, que no se puede dejar de lado si se visita Barcelona.

 
sagrada-familia
 

Esta basílica, conocida por ser la obra maestra de Gaudí, se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad y es sin duda una visita obligatoria. Dependiendo del tiempo que tengáis y la previsión con que preparéis el viaje, tendréis opción o no de verlo por dentro.

En este enlace tenéis la información necesaria para entradas y reservas. Pero acercarse y admirar el edificio por fuera merece la pena si no tenéis oportunidad de entrar. El templo, todavía en construcción, no os dejará indiferentes y seguramente os preguntaréis si algún día lo veréis terminado…
Muy cerca de Plaça Catalunya se encuentra Passeig de Gràcia. En él se en hallan la Casa Batlló y la Casa Milá.

 
casa-batllo
 

Este edificio, construido por encargo de Josep Batlló a principios del s. XX, está considerado hoy en día como una obra maestra del modernismo. Pero si el exterior resulta fascinante, el interior no lo es menos. Un recorrido a través de la antigua vivienda de la familia Batlló, después el patio de luces y hasta llegar a la azotea que os encantará.
La información de precios y entradas la podéis encontrar aquí. Como todo, cuesta su dinero. Pero el dinero en esta entrada, creemos que está bien invertido.

 
pedrera
 

La Casa Milá, también conocida como La Pedrera, es quizás menos impresionante que la anterior. Aunque tiene algo único, que son las actividades que se desarrollan en su interior.

En la web
podéis leer toda la información relativa a precios y entradas, así como los distintos eventos a lo largo del año.

Nosotros tuvimos oportunidad de disfrutar de las Nits d’estiu, durante las que se ofrece una visita nocturna diferente que finaliza en la azotea disfrutando de las vistas y… de jazz en directo.

 
parc-guell
 

Nuestro lugar preferido de la ciudad es un parque enorme, situado en la parte alta, que permite unas vistas privilegiadas. Adquirido por el Conde Güell a finales del s. XIX, fue concebido por Gaudí como un camino de elevación espiritual.

En este parque se puede pasar una tarde tranquilamente paseando y disfrutando de la genialidad del autor. Tiene varios puntos destacables, como los singulares viaductos o el famoso dragón, aunque uno de los mejores en nuestra opinión es la Sala Hipóstila. Este lugar conformado por 86 columnas inclinadas que soportan la Plaza de la Naturaleza (con un porche que tiene forma de serpiente) y que sirven también para el desagüe de agua, tiene una acústica maravillosa. Muy recomendable dejarse engatusar un rato por los músicos que generalmente se encuentran en la sala :)

Hasta hace nada el acceso al parque era gratuito. En la página web podéis informaros de los precios de las entradas que entraron en vigor el 25 de Octubre de 2013