Madrid en 2 días

9.00-10.30 horas. Arrancamos en la Puerta del Sol, centro de Madrid. Pasea por la plaza y no olvides fotografiarte junto al Oso y el Madroño, uno de los símbolos de la ciudad. Después dirige tus pasos a la calle Arenal y busca la chocolatería San Ginés donde puedes desayunar un chocolate con churros.

10.30-12.30 horas. Para bajar el desayuno camina hasta el Teatro Real, rodéalo y descubrirás el Palacio Real junto con la Catedral de Nuestra Señora de la Almudena. Disfruta de este conjunto arquitectónico. Puedes visitar el interior del Palacio y los Jardines Sabatini o el Campo del Moro.

12.30-14.00 horas. Por la calle Mayor nos adentramos en el Madrid de los Austrias. Aquí no puedes dejar de visitar la Plaza Mayor y disfrutar de un aperitivo: ¿qué tal una caña y un bocadillo de calamares sentado en una de sus terrazas? Después échale un vistazo a las tiendas de sellos y monedas que hay por los alrededores, a lo mejor encuentras algún tesoro… Sal de la Plaza por el Arco de Cuchilleros y piérdete entre las estrechas calles de esta zona.

14.00-16.00 horas. Hora de comer. No te pierdas un magnífico cocido madrileño en uno de los restaurantes tradicionales del centro: La Bola, Taberna Daniela, Casa Ciriaco, Casa Marta, Casa Labra, Lhardy, La Taberna del Alabardero…¡¡Atrévete con sus especialidades!!

16.00-18.00 horas. Disfruta de la ciudad recorriendo calles tan emblemáticas como la de Alcalá. Pronto alcanzarás el Paseo del Arte (Paseo del Prado) donde se encuentran tres de las mejores pinacotecas del mundo: el Museo del Prado, el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo de Arte Reina Sofía. Quizá le arranques un par de horas a tu día en Madrid para ver algunas de sus obras más importantes.

18.00-19.00 horas.
Pronto llegarás hasta la Fuente de la Cibeles, diosa que se ha convertido en símbolo de la ciudad y donde celebra sus triunfos uno de los equipos de fútbol más internacionales: el Real Madrid. A escasos metros verás la Puerta de Alcalá. Aprovecha para hacer unas fotos antes de entrar al Parque del Retiro, un auténtico “pulmón verde” dentro de la ciudad. Recorre sus innumerables caminos, siéntate en una terraza o coge una barca en el lago. ¡Te encantará la experiencia!

19.00-21.00 horas. Retoma tu camino y disfruta de la Gran Vía y de sus históricos edificios. También descubrirás su aspecto más glamuroso: la Gran Vía de los cines y los musicales. Aquí arranca el ‘Broadway madrileño’. Aprovecha para hacer compras en sus innumerables tiendas o bien compra una entrada para el musical que más te apetezca.

21.00-00.00 horas. Llegamos a la Plaza de España donde se encuentra el monumento en recuerdo a Miguel de Cervantes y dos de sus personajes más emblemáticos: Don Quijote y Sancho Panza. Camina hasta el Templo de Debod y descansa viendo cómo se posan sobre el templo egipcio los últimos rayos de sol. Después ya sólo nos queda disfrutar de una cena y de unas copas por la zona de Princesa.

Día 1

9.00-10.00 horas. El primer día toca patearse la ciudad a pie o en bici. Te aconsejamos empezar el recorrido en la Gran Vía, el corazón cultural y comercial de la ciudad, rodeado de cines, teatros y tiendas.

10.00-14.00 horas. Desde allí puedes alcanzar los principales lugares de interés turístico de Madrid, como la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, el Palacio Real, los Jardines de Sabatini o la catedral de la Almudena.

14.00-17.00 horas. Para el almuerzo puedes picotear algo en el mercado de San Miguel, después puedes hacer una siesta en el Parque del Retiro, que también se encuentra en los alrededores del centro.

17.00-21.00 horas.
Caminando desde el Retiro hasta Plaza de España puedes aprovechar para contemplar la Fuente de la Cibeles, la Puerta de Alcalá, tomar un café en el ático del Círculo de Bellas Artes con las espectaculares vistas sobre Madrid.

21.00–00.00 horas. En Plaza de España se encuentra nuestra sugerencia para la noche: Las Tablas, donde puedes cenar mientras ves un espectáculo de flamenco.

Día 2

9.00–12.00 horas. Para tu segundo día madrileño te sugerimos una vuelta por el Paseo del Arte, denominado así por albergar los tres museos más importantes de la ciudad: el Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Centro de Arte Reina Sofía. Durante tu breve estancia está bien que dediques algo de tu tiempo a la visita de estos centros de arte. Paseando por sus salas te encontrarás con “Las Meninas” de Velázquez o la “Santa Catalina” de Caravaggio, y podrás pararte a contemplar “El Guernica” de Picasso, entre otras muchas piezas.

12.00–13.00 horas.
Una vez visitado el Museo puedes visitar el Jardín Botánico, que está en los alrededores del Prado. Plantas de todo tipo y procedencia amenizarán esta breve pausa antes de proseguir hasta la próxima meta.

13.00–17.00 horas. Al otro lado de la Gran Vía nos encontramos con el barrio de Malasaña. Emplazada entre Chueca y Argüelles, esta zona fue el centro de la llamada movida madrileña de los años 80 y testigo de la resistencia de los únicos militares que se levantaron contra las tropas napoleónicas. En el centro del barrio se sitúa la Plaza del Dos de Mayo, ubicada en el antiguo emplazamiento del Parque de Artillería de Monteleón; la antigua puerta del cuartel y una estatua en memoria de los oficiales Luis Daoíz y Torres y Pedro Velarde, rememoran aquellos días. Callejea por el barrio, elige el restaurante que más tente tu apetito y piérdete entre las tiendas de estilo vintage o urbano que pueblan Malasaña.

17.00–18.00 horas. Esta zona cuenta también con unos cafés muy característicos donde puedes parar para una merienda de media tarde, ¡que disfrutes de tu café.

18.00–21.00 horas. Ahora, con las pilas cargadas, ha llegado el momento de seguir aplacando tu voracidad de shopping. Paseando por Chueca te encuentras con muchas boutiques, tiendas de decoración, comercios de productos delicatessen como aceites, vinos, quesos o chocolates. Chueca es una zona comprendida entre las calles Fuencarral y Barquillo, que en los años 90 se convirtió definitivamente en el barrio gay de Madrid.